OCTUBRE 1999

Defensa rectificará la convocatoria militar que discrimina a las mujeres

Se informará personalmente de sus derechos a todas las aspirantes

MIGUEL GONZÁLEZ, Madrid
El subsecretario de Defensa, Adolfo Menéndez, se comprometió ayer a rectificar la vigente convocatoria de tropa y marinería profesional, que veta el acceso de la mujer a 710 plazas en la Legión, la Brigada Paracaidista y las unidades de operaciones especiales, contraviniendo la ley que prohíbe cualquier discriminación por razón de sexo. Defensa contactará personalmente con todas las mujeres que se han presentado a la convocatoria para informarles de que también pueden solicitar estas plazas.

El Ministerio de Defensa anunció ayer que se insertará en el BOE una modificación parcial de la convocatoria publicada el pasado 29 de septiembre, dejando sin efecto todas las referencias a la cláusula que limitaba el acceso de la mujer a determinados destinos y aclarando que ésta puede solicitar cualquier plaza "sin excepción". A partir de la publicación de esta corrección, se abrirá un nuevo plazo de 20 días para que se puedan presentar las correspondientes solicitudes.

Además, se revisarán todas las instancias presentadas para comprobar si alguna ha sido rechazada en base a la cláusula discriminatoria y se desbloqueará el programa informático que impedía asignar estos destinos a mujeres. Por último, ayer mismo se transmitieron instrucciones a los centros de reclutamiento, que contactarán individualmente con todas las aspirantes para informarles de que pueden solicitar las plazas que les estaban vetadas.

"No queremos un Ejército socialmente hemipléjico, sino enriquecido por la presencia de la mujer", dijo Menéndez. "Yo, que soy el autor de la ley, no voy a incumplirla", agregó, refiriéndose a la ley del Personal de las Fuerzas Armadas, en vigor desde el pasado 20 de mayo, que prohíbe cualquier discriminación por razón de sexo.

"Haremos todo lo que haga falta para que quede absolutamente claro" que las mujeres tienen las mismas oportunidades que los hombres, concluyó. "Evidentemente, una errata no puede con la ley".

Sin embargo, la interpretación de que se trató de una errata resulta sumamente generosa, ya que las referencias a la cláusula que limita el acceso de la mujer se repetían 15 veces en la relación de puestos ofrecidos en el Ejército de Tierra.

Además, en la anterior convocatoria de tropa profesional, publicada en el BOE el pasado 24 de junio, más de un mes después de la entrada en vigor de la ley, también se vetaba el acceso de la mujer a un total de 396 plazas, nuevamente en la Brigada Paracaidista y la Legión. Corregir este error resulta mucho más difícil, pues la convocatoria se cerró en julio y ya se han incorporado a las unidades quienes la superaron.

50.000 reclutas en el 2000

Por otra parte, Menéndez anunció ayer que en el 2000 sólo se incorporarán a las Fuerzas Armadas unos 50.000 reclutas forzosos, la mitad de los aproximadamente 100.800 que serán sorteados en noviembre.

El subsecretario destacó que, por vez primera, habrá más soldados profesionales (85.000) que de reemplazo (35.000 hombres-día, a los que hay que sumar otros 15.000 al durar la mili nueve meses).

El descenso de los reclutas es consecuencia de la caída de la natalidad, que reduce en casi 35.000 el número de sorteados respecto a noviembre pasado. Pero también del recorte de la plantilla de efectivos de tropa, que pasa de 135.000 a 118.000, y del aumento de los soldados profesionales en 17.500 este año y otros tantos el próximo.

Igualmente compareció en el Congreso, para informar sobre los Presupuestos del 2000, el secretario de Estado de Defensa, Pedro Morenés, quien anunció que está negociando con Hacienda un crédito extraordinario para sufragar los costes derivados de la campaña de la OTAN contra Yugoslavia. Los 3.950 millones que gastó España no pueden financiarse con la partida para operaciones de la ONU, y pagarlos con créditos ordinarios supondría una "descapitalización", alegó.

El jefe del Estado Mayor de la Defensa, Santiago Valderas, y los responsables del Ejército de Tierra, Alfonso Pardo de Santayana, de la Armada, Antonio Moreno Barberá, y del Ejército del Aire, Juan Antonio Lombo, se mostraron moderadamente satisfechos con el presupuesto de Defensa, que se eleva a 965.000 millones de pesetas, con un incremento del 4%. El capítulo de inversiones sube en 16.000 millones de pesetas, a los que hay que sumar 10.000 millones ingresados por la venta de acuartelamientos que se destinarán a la compra de material. En el presupuesto de Industria figuran créditos reembolsables para programas militares por 160.000 millones.

Miércoles, 6 de Octubre de 1999 - España - El Pais
© Copyright DIARIO EL PAIS, S.A. - Miguel Yuste 40, 28037 Madrid

VOLVER A LA PÁGINA DE NOTICIAS



Página creada el 20 de Diciembre de 1999 - Última revisión martes 27 de septiembre de 2005
© 2003,  Pedro Amador López