MARZO 2000

Las mujeres sólo ocupan uno de cada cinco escaños en los países de la UE

SANDRO POZZI, Bruselas
La Comisión Europea no oculta su decepción por los escasos avances realizados en la Unión Europea (UE) para promover la participación de la mujer en los procesos de toma de decisiones. Uno de cada cuatro miembros de los Gobiernos nacionales es una mujer, y este nivel de representación se reduce a apenas el 18,6% en los Parlamentos nacionales.

Tres años después de la adopción por parte del Consejo de Ministros de la UE de una recomendación para equilibrar la representación en el sector público y privado de los dos sexos, Bruselas insta a los Quince a que adopten medidas más eficaces para incrementar la participación de la mujer en los órganos y comités donde se toman decisiones porque los bajos niveles de representación de las mujeres en los Gobiernos y Parlamentos nacionales de la UE "no han cambiado considerablemente".

Ésta es la valoración que hace el equipo de la comisaria europea de Empleo y Asuntos Sociales, Anna Diamantopoulou, en su primer informe sobre la participación de la mujer en el proceso de toma de decisiones, que hoy será adoptado por la Comisión Europea.

El nivel medio de representación de las mujeres en los Parlamentos nacionales de la UE fue del 18,6% en 1999, participación que varía entre el 43,6% de Suecia y el 6,3% de Grecia. En España, el índice de representación de las mujeres fue del 22,2% en 1999. La mitad de los puestos ministeriales en Suecia están llevados por mujeres, cifra que contrasta con el escaso 5% de Grecia.

Por debajo del 30%

En 10 años, el número de mujeres en el Parlamento Europeo pasó del 19% al 30%; en la Comisión Europea, del 10% al 25%, y en los Gobiernos de los Estados miembros, del 11% al 23%. Pero el informe concluye que -salvo en algunos sectores- la mujer sigue estando poco representadas, por debajo del nivel mínimo del 30% que se considera como indispensable para poder ejercer una influencia real. En los países escandinavos y en el Reino Unido esta franja se sitúa en el 50%.

Los Estados miembros han adoptado durante estos tres últimos años medidas, pero los resultados se han hecho visibles sólo en los países con una larga tradición en materia de igualdad de oportunidades, como Suecia y Finlandia. El déficit de representación de la mujer es un problema estructural. Muchas carteras en los Gobiernos se conceden por tradición al sexo femenino y es muy difícil ver a la mujer con altos cargos en carteras de gran peso político, como las finanzas o relaciones exteriores. La representación de la mujer en la política regional y local es inferior que en la nacional, y mucho más baja entre los altos cargos del sector privado que del público.

La Comisión Europea adoptará mañana, coincidiendo con el día Internacional de la Mujer, su cuarto informe sobre la igualdad de oportunidades. Bruselas propondrá un nuevo programa marco (2000-2006) y la adopción de una nueva directiva.

Martes, 7 de marzo de 2000 - Sociedad - El Pais
© Copyright DIARIO EL PAIS, S.A. - Miguel Yuste 40, 28037 Madrid

VOLVER A LA PÁGINA DE NOTICIAS



Página creada el 20 de Diciembre de 1999 - Última revisión martes 27 de septiembre de 2005
© 2003,  Pedro Amador López